a



Cómo es la vida después del cáncer

Por: Revista Amiga

Luego se superar la enfermedad del cáncer viene una etapa dura y alentadora a la vez que trae consigo un gran compromiso: seguir en observación para evitar una recaída.

Durante el proceso de quimioterapia y recuperación hay 4 áreas en especial que sufren un giro inesperado y deben seguir bajo control por un buen tiempo.

El físico

Es normal que después del tratamiento, cualquier dolor o molestia en el cuerpo sea asociada con el cáncer. Para evitar inconvenientes, las pacientes deben darle seguimiento cada 3 meses durante los primeros 2 años de vigilancia, este tiempo dependerá del tipo y grado del tumor.

Los chequeos rutinarios durante este lapso incluyen exámenes de laboratorio, marcadores tumorales para cáncer de seno, rayos X y tomografías de tórax y abdomen si es necesario, mamografías y/o ultrasonidos mamarios y, por su puesto, la autoexploración mamaria.

Las emociones

Muchas sobrevivientes se sienten agradecidas con la vida, pero este sentir también viene acompañado de cierta incertidumbre, la cual debe afrontarse con fortaleza y esperanza. La mejor forma de superar poco a poco lo vivido es a través del reforzamiento psicológico del paciente y de su familia. La aceptación y buena actitud también cuentan.

La alimentación

El resentimiento del organismo es inevitable y para fortalecerlo es necesario crear nuevos hábitos alimenticios. La dieta debe ser rica en frutas, granos, jugos naturales y vegetales. No se debe olvidar la rutina de ejercicios y el buen manejo del estrés.

La intimidad

El impacto emocional que genera la pérdida de un seno o tener varios cambios en uno o ambos, afecta la confianza y autoestima. Además, los efectos que pudo dejar la quimioterapia y todo el proceso de recuperación pueden disminuir el deseo sexual, ocasionando fatiga y desgano. El asesoramiento médico y el apoyo de la pareja son fundamentales para recuperar la seguridad en sí misma.

Lo mejor es prevenir

En algunos casos existe la probabilidad que el cáncer regrese, ya sea en el área del seno tratado o en otra parte del cuerpo, a esto se le llama metástasis a distancia. Las regiones más afectadas suelen ser los huesos, pulmones e hígado. De ahí la importancia de darle seguimiento y vigilancia a las pacientes.

 

Fuentes: Francisco Castillo Pinto, ginecólogo oncólogo, jefe de la Unidad de Ginecología y Cáncer de Mama Hospital de Gineco Obstétrica, IGSS, teléfono: 5510-2157; Walter Guerra Vásquez, médico patólogo, teléfono: 5512-8166; Sonia de Pereiras, psicopedagoga y directora general de CAPPI, soniaqueme@gmail.com

 

Encuentra más en Revisa Amiga




Comparte este artículo

Ingresa a



REGISTRO EXITOSO

ERROR


Prensa Libre se reserva el derecho de moderar los comentarios con contenidos ofensivos y ajenos a los temas en los foros.

Terminos y Condiciones | Consultas llamar al 1716


Notas relacionadas