a



De imprevistos y emociones

Por: Revista Amiga

Las bodas son un cúmulo de emociones, pero la carga más grande la lleva la planificadora del evento quien busca la perfección en todos los detalles, para que vivas un momento inolvidable.

Las bodas son un cúmulo de emociones, pero la carga más grande la lleva la planificadora del evento quien busca la perfección en todos los detalles, para que vivas un momento inolvidable.

Por Juan Carlos López   

Si bien la alegría de la boda se refleja en la fotografía de los novios, detrás de esta se desarrolla toda una planificación que no culmina hasta que el último invitado se marcha de la fiesta o se escuchan los comentarios del evento.

Pero como en toda celebración, hay situaciones que no pueden controlarse y dan de qué hablar.  Sobre anécdotas divertidas o incómodas las planificadoras de bodas tienen mucho que decir, claro, cuidando la confidencialidad de sus clientes.

Novias difíciles, invitados problemáticos o peticiones raras son solo algunas de las anécdotas de estas damas con temple de cuarzo y aunque en el momento parecen ser parte del trabajo, disparan el estrés.

El cantante de la boda

“En una ocasión coordinamos una boda en una ciudad del interior y los novios contrataron a un grupo musical del área.  El vocalista del grupo se las arregló para tener acceso libre al bar, pero con lo que no contaba nadie, era que el cantante se pasó de tragos.  Cuando terminó todo, mientras guardábamos la mantelería escuchamos un sonido raro detrás de unos arbustos.  Como todo estaba oscuro, no sabíamos exactamente qué era.  Imaginarán nuestra sorpresa al ver al cantante dormido en los jardines.  Sus ronquidos fueron los que nos ayudaron a encontrarlo”.

anecdotas2

Novia ecuestre 

“Una novia decidió llegar a su recepción montando a caballo, pero con la muchedumbre el animal se puso nervioso y ella perdió el control.  Algunos invitados experimentaron un momento de pánico y esto, por supuesto causó un desorden en la organización del salón, nadie esperaba una reacción de ese tipo.  Cuando se logró controlar al caballo quisimos pedirle al dueño que lo condujera fuera del lugar, pero al buscarlo nos topamos con la sorpresa de que no había sido invitado.  Nadie quiso acercarse al alterado corcel y terminó pasando una buena parte del tiempo en medio de la fiesta”.

anecdotas3

Novia enredada

“Una pareja decidió realizar el tradicional escape en una motocicleta, pues los dos tenían afición por ese deporte.  Entonces sus amigos prepararon una de color blanco, con adornos y todo para que ellos salieran de forma espectacular.  Lo llamativo fue que cuando arrancaron, el velo se enredó en la rueda de la moto, tirando del cabello a la novia que vio su peinado, con todo y extensiones, atascado en el aro y cadena de la máquina.  Al final tuvieron que cortar esa parte del ajuar, pero igual fue espectacular aunque muy peligroso”.

anecdotas4

A media luz 

“Es como esas cosas que no deseas que pasen, pero pasan.  Justo en el momento en que entraron los novios al salón se fue la luz y aunque se había coordinado una planta eléctrica como prevención, esta no funcionó.  Al final, se encendieron algunas velas y los novios hicieron su brindis en esa luz tenue, imprevisto pero muy romántico.  Como no había música, los invitados aprovecharon para dar mensajes y buenos deseos a la pareja.  Estuvo tan alegre que cuando regresó la electricidad nadie le puso mucha atención”.

anecdotas6

Niños comelones 

“Cuando los novios deciden que niños de sus familias sean parte de la ceremonia, muchas veces son el deleite de la fiesta, pero cuando estos se salen de control, ya no se ven tan bonitos.  En una ocasión dos niños que llevaron los anillos se dedicaron a correr y comer, comer y correr.  Hasta que el exceso de comida hizo efecto provocando malestar estomacal en los infantes.  Para resumir, se tuvo que llamar a personal de limpieza del hotel pues los chicos hicieron de las suyas en el centro de la pista de baile.  Un momento incómodo, más para los padres que se ganaron la mirada de todos los invitados”.

Consejos de las expertas

Si apoyas a una amiga en la organización de su boda o te estás iniciando en la profesión de organizadora, cuando las situaciones se salen de control actúa con inteligencia, acá te damos algunos consejos de nuestras especialistas:

•  Para disminuir la tensión de la novia, desvía su atención a detalles como los arreglos florales o coméntale lo bien que está todo.

• Utiliza una voz suave pero con mucha seguridad para contagiar tranquilidad a los principales involucrados.

• Comprende y entiende las emociones de las contrayentes, pues la separación de su casa o de los padres, para algunos es algo difícil de asimilar.

• Recomienda a los novios que procuren ser los principales protagonistas en las decisiones, pues cuando hay más personas involucradas lo más probable es que no se llegue a un acuerdo o nadie quede conforme.

• Recomienda contratar a proveedores conocidos o de tu total confianza.

• Si hay algo que no se pueda realizar es importante que se lo expliques a los novios, ofreciendo alguna alternativa más práctica y que sea de su agrado.

Solo para las procesiones 

“Queriendo dar un toque único al pasillo por donde entraría la novia, la familia del novio dispuso hacer una alfombra de aserrín, como las que se acostumbran en la Semana Mayor.  Y en efecto les quedó muy bonita pero como se preparó el aserrín con poco tiempo aún estaba húmedo.  Cuando la novia llegó al altar, la cola del vestido era multicolor.  La novia se enojó tanto que se encerró por una hora hasta que de nuevo caminó por el pasillo pero esta vez sin la cola del vestido.  Me imagino que el novio aún está tratando de congraciarse con ella”.

Solo para las procesiones 

“Queriendo dar un toque único al pasillo por donde entraría la novia, la familia del novio dispuso hacer una alfombra de aserrín, como las que se acostumbran en la Semana Mayor.  Y en efecto les quedó muy bonita pero como se preparó el aserrín con poco tiempo aún estaba húmedo.  Cuando la novia llegó al altar, la cola del vestido era multicolor.  La novia se enojó tanto que se encerró por una hora hasta que de nuevo caminó por el pasillo pero esta vez sin la cola del vestido.  Me imagino que el novio aún está tratando de congraciarse con ella”.

Fuentes: Andrea Furlán, Wedding & Event Planner, www.andreafurlan.net   Bodas Camino Real, www.caminorealantigua.com.gt   Melisa Alonzo, Bodas y luna de miel, Instituto Guatemalteco de Turismo, Inguat, www.visitguatemala.com

Encuentra más en Revisa Amiga




Comparte este artículo

Ingresa a



REGISTRO EXITOSO

ERROR


Prensa Libre se reserva el derecho de moderar los comentarios con contenidos ofensivos y ajenos a los temas en los foros.

Terminos y Condiciones | Consultas llamar al 1716


Notas relacionadas