a



Decálogo de un banquete

Por: Revista Amiga

Por Ingrid Reyes Es un día único e irrepetible para la pareja y un momento para compartir con la familia y los amigos. El brindis y el banquete son importantes para una culminación inolvidable.   El banquete es también un reto para la pareja. No importa si es una recepción íntima o incluya a todos […]

Por Ingrid Reyes

Es un día único e irrepetible para la pareja y un momento para compartir con la familia y los amigos. El brindis y el banquete son importantes para una culminación inolvidable.

 

fi113435145936[1]

El banquete es también un reto para la pareja. No importa si es una recepción íntima o incluya a todos tus amigos y familiares, los pasos a seguir son similares y se necesita de una organización inteligente para garantizar su éxito.

Para comenzar, la columna vertebral de la fiesta es tener un listado de invitados bien elaborado. De este detalle depende la planificación para estimar el presupuesto indispensable para cubrir la actividad y el tipo de recepción deseada. “Tal vez las cifras mentales no coincidan con la realidad, y el hecho de ver los nombres de las personas por escrito ayudará a contener su deseo natural de invitar a demasiada gente”, aseguran Marcy Blum y Laura Fisher, escritoras del libro Boda para Dummies.

Por lo regular en los eventos se tiene hasta un 25 por ciento de inasistencia, dice Salvador Guerra, ejecutivo de ventas de banquetes de bodas.

Los especialistas en estos eventos nos dan otras claves para lograr que la comida, bebidas y decoración cumplan la misión de convertir el momento en un evento memorable.

1. El estilo en la decoración
En la actualidad ya no se trata únicamente de combinar mantelería y arreglos florales, la creatividad lleva a las parejas a crear conceptos completos que integran bodas temáticas. Una de las últimas tendencias es el estilo vintage. Se aplica en toques de madera, flores frescas y otra serie de detalles. La recomendación es usar el encaje como elemento protagónico del vestido de novia y no utilizarlo o hacerlo discretamente en la decoración.

2. ¿Qué tanto importa la comida y bebida?
La organizadora de evento Graciela Molina dice que la calidad, cantidad y originalidad de los alimentos y bebidas, aunque no son factores para juzgar el resultado de una fiesta, si tienen un gran peso en ello. El orden, la secuencia y la combinación de sabores es un reto para la pareja. Considera el clima promedio en el mes que se realizará el evento. Sin duda la época seca es ideal para las fiestas al aire libre, pero en tiempo de lluvia busca lugares cerrados o recurre a carpas para proteger a los invitados en un ambiente exterior.

3. Los gustos de él y los de ella
Lo recomendable es encontrar a personas comprometidas que trabajen con la calidad esperada. Busca a familiares o amigos que hayan utilizado estos servicios para tener referencias, o bien solicita a la empresa que te enseñe cartas de recomendación para comunicarte con clientes que te expliquen sobre su experiencia con la empresa. De preferencia se sugiere pedir muestras del menú y las distintas combinaciones. Esto les permitirá experimentar en el paladar cada sabor seleccionado.

4. Detalles y letra pequeña
En el momento de la contratación cerciórate de los montos y forma de pago, propinas y cada uno de los compromisos aceptados por la empresa contratada.

5. El bufé la mejor elección cuando…
Esta opción de servicio es recomendada cuando no se conoce exactamente los gustos de todos los invitados. El ideal es que se incluyan ingredientes y platillos variados, elegantes y abundantes. Según el número de invitados es necesario colocar diferentes estaciones para que los invitados no hagan filas largas y todos se sirvan la comida a la temperatura adecuada.

6. Originalidad
Se pueden montar diferentes estaciones con tipos de comida específicas de diversos países, por ejemplo sushi en una estación oriental, comida mexicana, mediterránea, estaciones de quesos, pastas, carnes frías y jamones.
Esta manera de servir los alimentos también es posible convertirla en un espectáculo atractivo cuando los chefs preparan los platillos frente a los invitados, agregando un toque especial a la actividad, dice Maricruz Archila, chef. Se debe incluir vegetales, ensaladas, carbohidratos como pastas, papas o arroces y opciones de carnes rojas y blancos. Si lo desean también mariscos. En un bufé de postres se recomienda pastelería francesa, chocolates, trufas, cremas, galletas y fruta fresca de temporada para terminar con algo liviano.

7. La opción servida
La chef Rosamaría Hurtarte no sugiere incluir platillos exóticos, sino combinar ingredientes conocidos por los comensales.

En esta alternativa se incluye una entrada fría o caliente, puede agregarse un sorbete después de la entrada para cambiar y limpiar el paladar antes de servir el plato fuerte. Luego viene un menú completo de un plato fuerte con dos guarniciones, en cantidades adecuadas, mínimo ocho onzas de carne, y una taza aproximada de cada una de las guarniciones. El toque dulce no puede faltar, debe incluirse un postre o un trío de mini postres. Lo mejor es contratar a dos meseros por cada 10 comensales o uno por mesa.

8. Otras opciones
Es posible que se quiera una recepción más corta como un cóctel que dura tres horas, un té por la tarde, un desayuno o un brunch -desayuno-almuerzo-. “Estas suelen resultar menos costosas y complicadas, pero también requieren atención e ingenio”, describen Blum y Fisher.

9. Un menú diferente
Se sugiere además incluir un menú bajo en grasa o especial para un cinco por ciento del total de los invitados. Por lo regular asisten personas con limitaciones nutricionales por cuestiones de salud, como celíacos, diabéticos o hipertensos.

10. El brindis
Jorge Solís Orriols, de Corchos, comenta que es apropiado seleccionar primero la comida para luego elegir el vino apropiado. Por lo regular de cada botella salen de cinco a seis copas y para calcular la cantidad se divide el número de invitados entre cinco para calcular cuánto comprar si cada uno tomara una copa. Multiplique esta cantidad por dos o tres, pero recuerda que no todos consumen vino.

En general por persona se calculan cinco bebidas alcohólicas y dos sin licor para una fiesta de cinco horas, agrega Guerra.

El brindis es un momento especial para compartir un pensamiento especial. Si te hace sentir nerviosa hablar en público escribe antes algunas ideas.

 

Fuentes: Chef Maricruz Archila y Salvador Guerra, ejecutivo de ventas banquetes de bodas, de Grand Tikal Futura Hotel, teléfono 2410-0800. Chef Rosamaría Hurtarte, correo electrónico luchigt@gmail.com Jorge Solís Orriols, de Corchos, teléfono 2363-1345. Cómo organizar eventos de Graciela Molina, editorial Longseller. Bodas para Dummies de Marcy Blum y Laura Fisher, Editorial Norma

Encuentra más en Revisa Amiga




Comparte este artículo

Ingresa a



REGISTRO EXITOSO

ERROR


Prensa Libre se reserva el derecho de moderar los comentarios con contenidos ofensivos y ajenos a los temas en los foros.

Terminos y Condiciones | Consultas llamar al 1716


Notas relacionadas