a



La fragancia del recuerdo

Por: Revista Amiga

Igual de importante es la fragancia que uses ese día especial. Que sea parte de tu personalidad y con la que te sientas identificada. Que perdure en la memoria del novio e invitados.   El poder del aroma habla por ti, de las emociones y sentimientos, ya que te asocia a un recuerdo. El momento […]

Igual de importante es la fragancia que uses ese día especial. Que sea parte de tu personalidad y con la que te sientas identificada. Que perdure en la memoria del novio e invitados.

 

El poder del aroma habla por ti, de las emociones y sentimientos, ya que te asocia a un recuerdo. El momento mágico donde se descubrió el perfume. Elige una fragancia de tu gusto y personalidad, que te haga sentir cómoda durante horas. Para el día de la boda debe ser un aroma asociado a momentos especiales, esa esencia que al percibirla en el futuro te traiga de regreso a ese momento feliz.

Si el casamiento es de día, el perfume debe ser suave, y en la noche algo más intenso, acorde con tu pH. “Es el recuerdo de un momento agradable, todo está unido a la memoria. Mientras no sea uno capaz de dar un nombre a un olor determinado, jamás podrás memorizarlo”, expresa Ibet Montaves, consultora especialista en perfumes.

El producto que utilices en tu boda debe comunicar sutileza, sensualidad y alegría. Elígelo con el esmero dedicado a los complementos de ese día.

fi113435112928[1]

Esencia perdurable

  • Prefiere un aroma discreto, no te excedas y escoge un perfume de buena calidad, para que perdure en tu piel sin requerir de varias aplicaciones durante el evento.
  • Evita seleccionar uno nuevo para utilizarlo el día de la boda, es mejor uno conocido.
  • Rocíatelo en las muñecas, cuello y detrás de los lóbulos de las orejas, porque son los puntos en donde la circulación sanguínea ayuda a difundir el aroma.
  • Si la boda es de día usa una fragancia cítrica. De noche, más intensa y floral.
  • Después del baño huméctate la piel con una loción corporal, pues además de darle suavidad deja una primera capa de fragancia, la base del aroma.
  • Dale a tu piel una placentera sensación de seda usando un talco perfumado.

Por Narcy Vásquez

Fuentes: Ibet Montaves, consultora de Christian Dior de perfumerías Fetiche. Paula Argüello, Imagen Corporativa, parguello@belcorp.biz Vamos de boda, de Lorenzo Caprile

Encuentra más en Revisa Amiga




Comparte este artículo

Ingresa a



REGISTRO EXITOSO

ERROR


Prensa Libre se reserva el derecho de moderar los comentarios con contenidos ofensivos y ajenos a los temas en los foros.

Terminos y Condiciones | Consultas llamar al 1716


Notas relacionadas