a

Los ¡NO, noo, nooo! para ir a una boda

Por: Revista Amiga

La selección del vestido y tu arreglo para asistir como invitada denota el interés que le das al evento.  Además, llegar impecable habla bien de ti, se toma como una muestra de respeto hacia quien te extendió la invitación, y es prueba de tu buen gusto.

Si tu amiga o familiar te invita a ese acontecimiento tan importante de su vida, una forma de agradecerle es procurar ir arreglada lo mejor posible.  Recuerda siempre que tu imagen debe ser el reflejo de quién eres, y causar la mejor impresión a quienes te rodean, indica Ilaamen Duarte, asesora de imagen.

Un punto clave es conocer el tipo de cuerpo que tienes, y así encontrar un atuendo cómodo y femenino al mismo tiempo, explica Pablo Álvarez, asesor de imagen.

boda-2

¿Vestido de cóctel o largo?

Antes que todo, cerciórate del lugar y la hora.  Si es de noche, lo recomendable es usar un vestido largo, con un escote sobrio y un pijazo poco pronunciado.  Cuando la boda tiene lugar al medio día, usa un vestido por debajo de la rodilla, evita los ceñidos al cuerpo, ya que te harán sentir y lucir incómoda.

Debes tener en cuenta también la época del año para seleccionar un color y telas adecuados.  Si es en verano inclínate por tonos pastel o colores vivos como azul, naranja o verde, según sea el tono de tu piel.  Pero si la boda es más otoñal, elige un traje verde botella, marrón, corinto o azul marino.

Las reglas generales de guía para elegir un vestido largo o uno de cóctel son: bodas durante día, vestido corto a la rodilla, no minifalda.  Evita los brillos y lentejuelas.  Si es al aire libre está permitido usar sombrero.

En la tarde, de 16:00 a 17:00 horas, lo ideal es un vestido de cóctel, con la diferencia de que lleva un poco de brillo, y los accesorios son serios y elegantes.  Mientras por la noche, el atuendo es largo de tela elegante y los zapatos con brillantes.

A veces los enlaces empiezan en la tarde y se extienden hasta la noche ¿qué debes usar?  Para tomar una decisión acertada, no dudes en informarte respecto al código de vestuario indicado en la tarjeta de invitación, si no lo especifica, pregunta.  Es mejor consultar que adivinar, para no desentonar con la temática o el ambiente planeado de la reunión.  

Ser puntual te añade estilo.  Ten en cuenta que lo más importante de una boda es la ceremonia, y no solo la recepción, no defraudes a los novios y asiste a la hora indicada”,
Ruth de Rayo, experta en protocolo y etiqueta.

boda-3

¡No, ese peinado no!

De nada te sirve encontrar el vestido perfecto, si tu cabello desentona completamente.  La regla es hacer un cambio sutil, como hacerte ondas o rulos, o si es rizado, plánchalo.  Una opción es el cabello suelto o semi recogido, para los diseños tipo halter o de cuello en v.    

El cabello recogido queda bien para trajes sin tirantes o asimétricos, o si el detalle del traje está en los hombros o en la espalda.  Una alternativa es recogerlo a un lado de tu rostro con una cola baja, pues te dará todo el volumen de una cabellera suelta, y a la vez permitirá que los detalles de la espalda o de los hombros queden al descubierto.

En cuanto al maquillaje, invierte un poco y deja tu rostro en manos de un experto que te asesore y así te verás mejor y acorde a la ocasión.

Errores que no tienen perdón

Para evitar ser una víctima más, ten en cuenta algunos consejos de los conocedores.

Desentonar con la ocasión, eso quiere decir, llegar demasiado formal para una boda relajada, o viceversa.

Asistir con vestido blanco.  La novia es el atractivo principal de la reunión.  Es de mal gusto y es visto como un desafío o desdén hacia la novia, si se trata de una boda clásica.

Zapatos demasiado altos o incómodos.  Aunque tu calzado sea divino, si es incómodo nadie lo verá lindo porque tu rostro reflejará la incomodidad.

Si quieres regirte por la etiqueta tradicional evita usar prendas en
negro o rojo.

Al elegir el atuendo también pon  atención a la tela específica para la temporada y la hora.

Averigüa el color que lucirán las damas, y evita llevar ese mismo tono.

Accesorios en exceso.  Su uso debe ser moderado, para no restarle puntos a tu atuendo.

Ropa interior que se marca.  No arruines la magia de tu atuendo por usar lencería que se ciñe al cuerpo.

Usar la cartera de diario.  Prefiere un bolso pequeño de mano.

“Ten en cuenta que la invitada perfecta es aquella que no hace comentarios negativos durante la boda, ni critica a la novia.  Se guarda su opinión y conserva un semblante agradable y una actitud positiva durante todo el evento.  Bebe lo necesario y disfruta de la celebración con todos sus sentidos en perfecto estado”, concluye Álvarez.

Fuentes: Ilaamen Duarte, Asesora de imagen, ilaamen@gmail.com   Pablo Álvarez, asesor de imagen, estilo247@yahoo.com   Ruth de Rayo, ruthetiqueta@gmail.com   El libro de las bodas: protocolo y organización de las ceremonias  matrimoniales, Alianza Editorial.

Encuentra más en Revisa Amiga




Comparte este artículo

Ingresa a



REGISTRO EXITOSO

ERROR


Prensa Libre se reserva el derecho de moderar los comentarios con contenidos ofensivos y ajenos a los temas en los foros.

Terminos y Condiciones | Consultas llamar al 1716


Notas relacionadas