a



Serás el centro de las miradas

Por: Revista Amiga

El día de tu boda es un evento tan importante que no deseas pasar por alto ningún detalle para lucir única e inigualable.  Por eso recurre a un maquillaje sobrio y elegante, el cual resalte toda la belleza de tus facciones y disimule al máximo cualquier imperfección. Cuando se habla de maquillaje para bodas muchas […]

El día de tu boda es un evento tan importante que no deseas pasar por alto ningún detalle para lucir única e inigualable.  Por eso recurre a un maquillaje sobrio y elegante, el cual resalte toda la belleza de tus facciones y disimule al máximo cualquier imperfección.

Cuando se habla de maquillaje para bodas muchas mujeres optan por el tradicional estilo natural, con el fin de restringir al máximo el uso del color.  No obstante, los expertos en el tema sugieren algunas opciones especiales que además de resaltar la belleza incluyan ciertos matices que reaviven el estilo.

Por ejemplo, Karla Asmus, maquillista profesional, menciona que el clásico estilo ahumado no pasa de moda para el maquillaje de ojos y menos para las bodas.  Si el evento es de día te sugiere gamas de cafés, cobres y ciruelas; de noche lucen tonos negros y grises.  Toma en cuenta que no en todas queda bien, por ello lo mejor es experimentarlo en las pruebas, así sabrás con certeza como lucirá en tu boda.

Aremy Cancino, maquillista profesional, explica que para quienes tengan ojos claros, usar sombras en tonos contrastantes resulta bastante atractivo.  “Hay novias que durante la ceremonia lucen una apariencia muy natural y libre de color, pero se transforman para la recepción: añaden pigmentos coloridos a sus párpados y complementan con dobles pestañas postizas.  Todo depende del gusto personal”, comenta.

Sea cual fuere el estilo que elijas para tu rostro es básico que tan pronto te comprometas empieces a cuidarte la piel.  Así el maquillaje se ve fresco y lozano.  Visita al dermatólogo con suficiente anticipación, con ello podrás contrarrestar posibles erupciones cutáneas, manchas u otras imperfecciones.

Procura planificar con tiempo las pruebas de maquillaje, recurre a todas las que sean necesarias, así sabrás como lucir frente a un abanico de posibilidades.  Asmus recomienda aplicarlas a la misma hora que necesitas ser maquillada el día del evento, con ello tendrás una referencia.  Incluso para visualizar los detalles en las fotos.

Es importante que el maquillaje se vea fresco y juvenil, por ello la clave es que los matices estén bien difuminados, porque las líneas marcadas entre un color y otro, enfatizan más las facciones.  Pídele a tu maquillista que utilice productos a prueba de agua.  De preferencia asegúrate de que al finalizar te aplique un producto en aerosol, especial para fijar bien el maquillaje.  Además elige el uso de cosméticos de larga duración, pues durante el evento estarás expuesta al calor de las luces.

Cuando se habla de maquillaje para bodas muchas mujeres optan por el tradicional estilo natural, con el fin de restringir al máximo el uso del color.  No obstante, los expertos en el tema sugieren algunas opciones especiales que además de resaltar la belleza incluyan ciertos matices que reaviven el estilo.

Por ejemplo, Karla Asmus, maquillista profesional, menciona que el clásico estilo ahumado no pasa de moda para el maquillaje de ojos y menos para las bodas.  Si el evento es de día te sugiere gamas de cafés, cobres y ciruelas; de noche lucen tonos negros y grises.  Toma en cuenta que no en todas queda bien, por ello lo mejor es experimentarlo en las pruebas, así sabrás con certeza como lucirá en tu boda.
Aremy Cancino, maquillista profesional, explica que para quienes tengan ojos claros, usar sombras en tonos contrastantes resulta bastante atractivo.  “Hay novias que durante la ceremonia lucen una apariencia muy natural y libre de color, pero se transforman para la recepción: añaden pigmentos coloridos a sus párpados y complementan con dobles pestañas postizas.  Todo depende del gusto personal”, comenta.

Sea cual fuere el estilo que elijas para tu rostro es básico que tan pronto te comprometas empieces a cuidarte la piel.  Así el maquillaje se ve fresco y lozano.  Visita al dermatólogo con suficiente anticipación, con ello podrás contrarrestar posibles erupciones cutáneas, manchas u otras imperfecciones.

Procura planificar con tiempo las pruebas de maquillaje, recurre a todas las que sean necesarias, así sabrás como lucir frente a un abanico de posibilidades.  Asmus recomienda aplicarlas a la misma hora que necesitas ser maquillada el día del evento, con ello tendrás una referencia.  Incluso para visualizar los detalles en las fotos.

Es importante que el maquillaje se vea fresco y juvenil, por ello la clave es que los matices estén bien difuminados, porque las líneas marcadas entre un color y otro, enfatizan más las facciones.  Pídele a tu maquillista que utilice productos a prueba de agua.  De preferencia asegúrate de que al finalizar te aplique un producto en aerosol, especial para fijar bien el maquillaje.  Además elige el uso de cosméticos de larga duración, pues durante el evento estarás expuesta al calor de las luces.

Natural y fresco

Antes de elegir los colores del maquillaje toma en cuenta tu tez.  Asmus menciona que si estás bronceada o eres trigueña recurre a los pigmentos dorados, mientras si eres blanca prefiere las gamas plateadas.

Ojos, pestañas y cejas

Si tus ojos son azules, la gama de sombras anaranjadas los resaltan a la perfección.  Los cafés lucen al combinarlos con rosados y los verdes con morados, terracotas y rojizos.  Los ojos oscuros combinan bien con la mayoría de tonos.

La aplicación de las sombras tiene mayor duración cuando se utiliza una prebase, la cual neutraliza el tono de la piel y cubre cualquier imperfección.

Cuando los párpados son pequeños es conveniente utilizar sombras de colores claros y de preferencia fuera del contorno del ojo delinear con un producto en gel, a prueba de agua.

Si prefieres opta por las pestañas postizas, lucen naturales cuando usas las individuales y exótica cuando recurres a las de tira.

Las cejas deben estar depiladas correctamente.  Para ello acude a un profesional que lo haga de acuerdo a las características de tu fisonomía.  Lo esencial es hacerlo dos días antes de la boda, así evitas enrojecimientos o irritaciones, en especial si la técnica del depilado es con cera.

Bases, polvos y rubores

Cerciórate de que la base sea del mismo tono que el resto de tu cuerpo.  De lo contrario el cambio será muy notorio.  Limítate a las bases con bloqueador solar, porque ejercen un efecto de blanqueado a la hora de visualizar tu imagen en una fotografía.

Utiliza dos rubores, uno oscuro para esculpir el rostro y otro claro para hacer que las mejillas luzcan lozanas.

Si eres de tez blanca recurre a los rubores de la gama de rosados y durazno, y si tu piel es oscura opta por los bronces.

Labios

Mantenlos humectados para que al maquillarlos estén suaves y luzcan tersos.  En el gran día utiliza labial de larga duración.  Procura que el color del delineador sea igual al labial y esté bien difuminado.

Natural y dramático       

El maquillaje para bodas resulta más impactante cuando antes de aplicar cualquier color se prueba con matices que combinen con la tez.  No obstante, Cancino menciona que para estos eventos no pasa de moda el uso de colores cobrizos, dorados y terracotas.  Lo básico es que interactúes con tu maquillista, así tendrás la asesoría pertinente.

Ojos, pestañas y cejas

Las sombras y el delineador son muy importantes para este tipo de evento.  Usa dos o tres tipos de sombras, dependiendo de qué tan natural o exótica te quieras ver.

Recurrir al uso de pestañas postizas permite que el ojo luzca más grande.  Mejor utiliza las de tira si quieres enfatizar en los ojos, en especial si la boda es de noche, o bien usa las individuales solo para añadir más volumen a las tuyas.

Las cejas deben estar bien depiladas y rellenas con sombras del mismo tono que los vellos, posteriormente deben marcarse con algún producto fijador, así mantendrán su forma durante toda el evento.

Bases, rubores y polvos

Prepara el rostro con una prebase, de esta manera se podrán rellenar las líneas de expresión, y al momento de aplicar el maquillaje la piel quedará lisa como si se tratara de un lienzo de seda.
En algunos casos se utilizan dos tonos de base, uno oscuro para delinear el contorno del rostro y el claro para remarcar las otras partes.

El polvo traslúcido o suelto sella y cubre cualquier aspecto oleoso de la piel.

El rubor se aplica sobre el pómulo para que el rostro se vea perfecto.

Perfila el contorno de la cara con polvos mate u oscuros para disimular imperfecciones.

Labios

Delinéalos con lápiz, rellénalos con crayón y aplica un brillo.  Por último rocía todo el rostro con un producto fijador, con eso sellas el maquillaje y los haces más duradero.

Consejos básicos

  • Tan pronto como te comprometas planifica las pruebas de maquillaje, para ver qué te gusta y qué tan cómoda te sientes con la maquillista.
  • Los faciales y demás tratamientos de piel procura hacerlos entre tres y cuatro semanas antes del evento.  Así evitas que tu piel luzca rojiza o descamada.
  • Días antes del evento no experimentes con tratamientos faciales sofisticados.
  • Pídele a tu maquillista que utilice productos a prueba de agua.  De preferencia asegúrate de que al final te aplique un producto en aerosol, especial para fijar bien el producto a la piel.
  • Prepara tu piel, humecta las áreas secas, no en todo el rostro.  Así logras un efecto más natural y limitas el exceso de capas de distintos productos.
  • Si tienes el cutis mixto utiliza algún producto astringente y si es graso humecta únicamente el contorno de ojos, pues el maquillaje tiende a durar más si la piel no está oleosa.
  • El día de la boda destina a tu madrina para que en un bolso de mano lleve polvos compactos, papeles de arroz para absorber la grasa facial y un labial.

 

Por Yeni Leiva

Fotos: Paul Devaux y Servicios.

Fuente: Carla Asmus, Make-up Professional, teléfono (502) 5151-5205.  Aremy Cancino, Make-up artist, teléfono (502) 4097-1677.  Modelo: Yovana Da Costa, de Castelli.  Peinado: Patricia Cobar, teléfono (502) 2360-1339.

Encuentra más en Revisa Amiga




Comparte este artículo

Ingresa a



REGISTRO EXITOSO

ERROR


Prensa Libre se reserva el derecho de moderar los comentarios con contenidos ofensivos y ajenos a los temas en los foros.

Terminos y Condiciones | Consultas llamar al 1716


Notas relacionadas