a



No son simples fotografías, es tu historia

Por: Revista Amiga

De la elección correcta de quienes registrarán tu boda en fotografías y video dependerá que puedas rememorarla con emoción año tras año. Además de un nuevo estado civil, te quedarán recuerdos después del casamiento. Con el paso del tiempo se acentuará la ilusión por rememorar, y es ahí donde un buen álbum fotográfico y un […]

De la elección correcta de quienes registrarán tu boda en fotografías y video dependerá que puedas rememorarla con emoción año tras año.

Además de un nuevo estado civil, te quedarán recuerdos después del casamiento. Con el paso del tiempo se acentuará la ilusión por rememorar, y es ahí donde un buen álbum fotográfico y un video cobran un valor inmenso. No solamente son un magnífico recuerdo para la pareja, también un legado único para hijos y nietos.

Según Hilary Sterne, en el libro InStyle Weddings, no puedes dejar a última hora la planificación de este aspecto de la celebración. Contratar a un profesional te asegura que no falte el registro de ningún momento importante, además tendrás una obra de arte digna de ser exhibida.

El fotógrafo Antonio Valdez recomienda iniciar la búsqueda con bastante tiempo de anticipación. ‘Si no, es posible que se vea forzada a contratar al que esté disponible’, opina. ‘La mayoría de profesionales ofrece paquetes que incluyen tener los momentos más importantes de estos eventos, tanto en fotografía como en video, así como una sesión de fotografías más artísticas y elaboradas’, explica Mario López, fotógrafo de eventos. Recomienda contratar el servicio de fotografía y el de video en la misma empresa, para que trabajen en equipo y con el mismo estilo.

¿Qué quieren?

Antes de buscar al fotógrafo perfecto es necesario que decidas junto a tu prometido qué tipo de imágenes desean. ¿Tradicionales, formales, posadas, espontáneas o una combinación? Además deben preguntarse, según Sterne, cómo quieren recordar la ocasión: romántica en colores sepia y poses estudiadas, alegre en posturas poco convencionales e improvisadas, con glamorosas tomas donde todos luzcan como modelos, o en un reportaje donde se detalle paso a paso lo que sucedió. Carlota Sandoval, autora del libro Guía de bodas, aconseja, si puedes permitírtelo, contratar a dos fotógrafos para contar con dos estilos diferentes.

Se recomienda ponerle tu sello a la ocasión. No importa lo que hicieron tus padres, tus hermanos o tus amigos, decide según lo que tú realmente deseas. Es muy importante que lo hagas antes de ir con los candidatos, de lo contrario podrías ser influenciada por el que elijas.

Según los expertos, el estilo de la fotografía y el video de bodas ha ido cambiando dramáticamente. Si bien nuestros abuelos tenían apenas un par de fotos, ahora se trata de capturar cualquier elemento que te ayude a recordar sabores, sonidos, estados de ánimo y hasta el clima de este importante día.

Para elegir bien

Debes visitar al artista en su estudio y pedir que te enseñe su trabajo anterior. Aunque cada boda es diferente, mantiene un estilo que unifica su obra. Debe gustarte su manera de captar las cosas. Cerciórate de que cada foto muestra algo especial y no se trate de una toma que cualquiera pudo haber hecho.

Luego háblale de lo que tienes en mente y de la boda con todos sus detalles. Muéstrale fotografías que te han inspirado ya sea en libros, revistas o álbumes de otras personas. Pídele que sea honesto acerca de cumplir tus deseos o, en caso contrario, que te sugiera otras posibilidades.

Una vez lo has elegido, dale una lista, mejor si con fotografías, de las personas que quieres que aparezcan en la mayoría de tomas. En una boda grande es imposible que todos puedan figurar, por lo que el artista debe saber a quién buscar. Establece bien claro qué momentos del evento son esenciales para ti.

Debes ser específica: cuando te pones el vestido, la cara de tu padre y tu prometido al verte, las lágrimas de tu madre, el primer beso de esposos, el primer baile. Ten en cuenta que muchas fotos donde no aparece ninguna persona también son indispensables: detalle de las flores, de las invitaciones, del pastel, de tus zapatos, de los anillos, del cielo. Podrías darle el listado por escrito.

De lo bueno, poco

En cuanto al video, si el camarógrafo no es de la misma empresa, preséntalos antes y pídeles que trabajen armoniosamente. En cualquier caso, debes revisar el trabajo anterior de quien grabará tan importante fecha en tu vida. Es fundamental que tenga un equipo digital que permita edición para obtener un resultado más profesional. Para este fin, luego de la ceremonia debes discutir con el camarógrafo cuáles escenas prefieres, con qué música y mezclada con cuáles elementos.

A pesar de que se hayan filmado horas y horas debes procurar que el resultado final sea de 30 minutos como máximo, pero 15 es lo ideal. De esa manera, nadie se aburrirá al verlo. El mismo principio debe seguirse al hacer el álbum de fotos. No importa la cantidad de tomas que tengas, según López se llegan a tomar hasta 800, lo recomendado son de 40 a 70. Así te aseguras de que cada una será lo mejor de lo mejor, sin repeticiones ni fotografías aburridas. Para ustedes dos puedes guardar todo el material que quieras entre videos y fotografías, para disfrutarlos a solas.

Cómo contratar a un fotógrafo

• Investiga: pregunta a tus conocidos acerca de sus fotos de bodas, revisa portafolios en la Internet y en lugares especializados en bodas. Pide referencias a tus proveedores de otros servicios. Escoge a cinco fotógrafos que te gusten y pídeles una cita.
• Entrevístalos: revisa sus portafolios cuidadosamente y pide más fotografías si lo crees conveniente. Pide a cada uno al menos un álbum completo de una boda, así podrás juzgar todas sus fotos, no sólo las mejores. Recuerda que trabajarán juntos largas horas, por lo que la química que haya entre ustedes también cuenta.
• Asesórate: pregunta a otras personas sobre lo que han pagado, para que tengas una idea de cuánto es el precio promedio. Algunos te cobrarán un monto único por todo el servicio, mientras otros lo harán por la hora de trabajo. Toma en cuenta que muchas veces la impresión y el álbum fotográfico, así como la edición del video, se cobran aparte. No temas exigir un precio más justo si te piden más de lo que has investigado.
• Lee bien el contrato: cuando encuentres el que te conviene, tanto en capacidad como en precio, resérvalo de inmediato. Los buenos suelen estar muy ocupados. En su mayoría trabajan de acuerdo a un contrato. En él se deja claro la fecha estipulada, las horas que el fotógrafo y su equipo trabajarán contigo, el precio normal, los cargos por horas extras y los términos de pago. Ahí se determina también a quién pertenecen los derechos del material.

No pueden faltar

Las fotografías de estudio, aunque en realidad muchas veces se hacen en exteriores, son indispensables si quieres tener una foto inolvidable para exhibir en casa. Según Valdez, lo mejor es no hacerlas el día de la boda, pues sería poner más estrés del que ya tienes. ‘El día de la boda la novia tiene otras preocupaciones y expectativas, lo cual se puede reflejar en el rostro. La tendencia actual es hacerla después de la boda, pues antes puede quitarle romanticismo a la ocasión’, opina.

Por su parte, López acostumbra hacer algunas fotografías de la pareja en el intermedio, entre la ceremonia religiosa y la fiesta, para aprovechar la emoción del momento, pero sin presionarlos mucho. ‘La felicidad que se vive en ese momento no puede repetirse, es buena idea registrarla’.

Debes tomar en cuenta, a la hora de hacer el presupuesto, que una sesión posterior implica otra de maquillaje y peinado, así como otro buqué, lo cual es indispensable para que el resultado sea el que buscas.

Las ideas para esta sesión de fotos son numerosas. Además de las clásicas en casas coloniales, autos antiguos, playas y jardines, también se ven en concurridos parques, en lanchas, en vagones de tren, en un colorido bus extraurbano, en un alegre mercado, montando bicicleta o caballo, tirándose en una piscina. Entre más elaborada sea la sesión de fotos, más costosa será llevarla a cabo.

Por Jessica Masaya

Fuentes: Antonio Valdez, fotografía y video. Mario López, fotografía. Carlota Sandoval de Bruderer, autora del libro Guía de Bodas. Libro: InStyle Weddings, de Hilary Sterne, Time Inc. Home Entertainment,
Sitio web: www.fotografodebodas.com

Encuentra más en Revisa Amiga




Comparte este artículo

Ingresa a



REGISTRO EXITOSO

ERROR


Prensa Libre se reserva el derecho de moderar los comentarios con contenidos ofensivos y ajenos a los temas en los foros.

Terminos y Condiciones | Consultas llamar al 1716


Notas relacionadas